Piracanta, una explosión de color, (Pyracantha coccinea)


Llamada comúnmente Piracanta, aunque también es conocida como Espino de fuego, Arbusto ardiente precisamente por el color intenso y la cantidad de sus frutos. También su nombre científico hace referencia a estos frutos:  "pyr": fuego y "acantha": espina, recordando el color rojizo de sus espinas.

Es un arbusto de hoja perenne que suele medir entre 1 y 2 metros de altura hasta un máximo de 4 metros.

Sus flores blancas miden entre 3 y 4 cm de diámetro, esta floración se produce en primavera o a principios de verano. En otoño aparecen sus bayas ornamentales, que son abundantes de color amarillo o naranja, sin duda lo más llamativo de la planta. En invierno permanece como arbusto.

               

Os contamos los cuidados de esta planta:

Ubicación: necesita estar a pleno sol o en semisombra, puede vivir en cualquier tipo de suelo, incluído los calizos, pero si es importante que estén bien drenados. En general resiste muy bien temperaturas muy bajas.

Riego: necesidad de agua escasa.

Poda: se podan poco, cada invierno, practica una poda de limpieza eliminando los elementos como ramas muertas, secas, rotas o enfermas. Recomendamos también eliminar las ramas que sobresalen mucho del arbusto y los frutos pasados. Si es conveniente cada 3 o 4 años realizar una poda de rejuvenecimiento, rebajando el arbusto intensamente.

Abonado: es importante para fortalecer los espinos la utilización de abono en primavera y otoño. No hacerlo durante la floración.

Plagas y enfermedades: El único inconveniente es su sensibilidad al denominado "fuego bacteriano", una grave enfermedad producida por la bacteria Erwinia amylovora que afecta igualmente a otras especies de la familia Rosaceae y que puede ser transmitida por medio de insectos. Para su control consisten, principalmente, en el arranque y destrucción inmediata de las plantas afectadas. El éxito de la lucha radica en reducir el nivel de inóculo y evitar la dispersión de la bacteria.

También resultan eficaces otras medidas culturales como: eliminar manualmente la floración secundaria; efectuar la poda preferentemente en parada vegetativa, desinfectando los útiles; y controlar la fertilización para evitar un exceso de vigor en las plantas

Consigue aquí tu planta.

Más consejos sobre esta planta: aquí