Todo lo que necesitas para cuidar tus Hortensias


La hortensia o Hydrangea. Se caracteriza por ser una planta arbustiva que puede llegar a crecer mucho, con unas preciosas flores que salen a partir de abril-mayo.

En función del sustrato y los nutrientes, los colores de sus flores van cambiando, por eso es importante darle unos cuidados adecuados.

Hortensias, cuidados

Consigue tener las mejores flores siguiendo unos sencillos cuidados. 

Zona: les gusta la sombra o la semisombra, especialmente que no le incida la luz en las horas más intensas (medio día). Aunque si la resiste no le gusta demasiado.

Riego: le gusta mucho la humedad, hay que regarla bastante, aunque nunca hacerlo encima cuando esté en flor ya que se marchitarán.

Abonado: en tres momentos clave, antes de empezar la primavera (para potenciar la floración, el color y la cantidad), en el momento de más calor del verano (aprovechamos el agotamiento que ha tenido en la primavera con su floración) y el tercer abonado importante es en el otoño (la planta intenta mantener algunas flores y le ayuda a mantenerlo). Te recomendamos el abono de compo para hortensias.

Poda: son muy importantes, se puede hacer una poda total (en este caso a la planta le cuesta volver a recuperar y florecer), la segunda opción es menos invasiva, hay que dejar baras suficientes para que tenga fuerza de floración en los meses posteriores. La deberemos hacer antes de la primavera, al final del invierno, para potenciar la floración de años posteriores.

¡Una poda original! Se le puede dar forma de árbol, solo tienes que dejar crecer una guía hacia arriba e ir recortando todas las ramas que le salgan de la misma, de este modo crecerá hacia arriba.

¿Quieres unas hortensias azules? Te recomendamos el Azulador de Hortensias de Compo

¡Consigue tu planta aquí y aplica estos cuidados!

hortensia en forma de árbol hortensia azul